Actualidad || HLA

Español

Hemos detectado que tu navegador está desactualizado, por favor intenta acceder de nuevo desde un navegador actual.

Google Chrome
Mozilla Firefox
Safari
Microsoft Edge

Infiltraciones, una técnica segura para el tratamiento de lesiones y traumatismos

29-05-2019

  • Las infiltraciones son procedimientos efectivos, para reducir el dolor de lesiones de articulaciones, huesos, músculos y tendones, así como poder recuperarlas, siempre que se sigan todas las recomendaciones.
  • Los profesionales utilizan diversas tecnologías, como el ecógrafo, para una mayor precisión de la técnica.

Las consultas por lesiones provocadas por la práctica de actividad física o por traumatismos son habituales en las unidades de medicina del deporte y traumatología de los hospitales del Grupo HLA. En muchas ocasiones, estas lesiones están acompañadas de dolor, lo que dificulta los procesos de recuperación de los pacientes. En estos casos, los especialistas defienden el uso de las infiltraciones como método seguro y eficaz para reducir el dolor y recuperar plenamente la funcionalidad de la zona afectada.

El jefe del Servicio de Traumatología del hospital HLA Jerez Puerta del Sur, Dr. Antonio Alvarado, explica que las infiltraciones son “inyecciones con las que se aplica directamente una sustancia en una localización del cuerpo. De esta forma, se consiguen resultados más rápidos y duraderos que con los procedimientos orales, repercutiendo en una mejora de la calidad de vida de los pacientes a causa de la disminución del dolor y favoreciendo la vuelta de la zona del cuerpo que sufre la dolencia a su ritmo habitual”.

Un tratamiento paliativo y curativo

El tratamiento con infiltraciones es habitual en patologías como roturas musculares, artrosis o inflamaciones en tendones y articulaciones. A través de esta técnica, se administran diferentes sustancias dentro o alrededor de las articulaciones (las más frecuentes, rodilla y hombro), alrededor de los tendones, a nivel de las roturas musculares, en las fascias musculares (la capa de tejido que cubre el músculo) o alrededor de los nervios, y siempre evitando las venas y arterias. 

En cuanto a la sustancia aplicada, varía en función del problema al que se enfrenta el profesional médico. Las más habituales en traumatología son mezclas de anestésicos y corticoides, sustancias biorreguladoras (ácido hialurónico o Traumeel), antinflamatorios naturales (plasma rico en plaquetas) o células madre, entre otras. “La mayoría de las infiltraciones intentan controlar la inflamación de los tejidos y algunas ayudan al propio organismo a recuperarse. En el caso de las células madre, poseen la capacidad de regenerar los tejidos, por lo tanto, estamos ante un tratamiento que además de ser paliativo puede ser curativo”, explica el Dr. Alvarado.

Para garantizar una mayor seguridad y eficacia en el tratamiento, los especialistas de traumatología y medicina del deporte de HLA utilizan diferente tecnología a la hora de realizar las infiltraciones. En este sentido, está extendido el uso de ecógrafos, un sistema de visualización de los tejidos que no emite radiaciones y permite localizar el punto exacto de la lesión para tratarla de forma más precisa, sin dañar otras estructuras y reduciendo los efectos secundarios.

La importancia de una correcta administración

A pesar de la eficacia demostrada de este tratamiento, existen algunas falsas creencias en torno a los efectos secundarios que pueden producir las infiltraciones. Entre ellas destaca la idea de que esta técnica debilita los huesos de la zona infiltrada. El Dr. Alvarado explica que esta situación únicamente se da por una mala administración de la técnica: “Las infiltraciones con corticoides no deben usarse más de 3-4 veces al año y en intervalos de 14-21 días, ya que uno de los efectos adversos que pueden provocar es el intercambio de calcio en el organismo, que causa osteoporosis secundaria y aumenta el riesgo de sufrir roturas óseas”. 

Para evitar estas situaciones, el Dr. Alvarado advierte de que, “las infiltraciones pueden ser una gran solución, pero es importante no abusar de ellas y recurrir siempre a un profesional que decida si son necesarias y se percate de que no hay ninguna situación particular que repercuta negativamente en el paciente a la larga. Por ejemplo, se deben evitar usar en zonas en crecimiento de personas no adultas o con alergia a alguna de las sustancias administradas”.

Las infiltraciones en el deporte

Las infiltraciones son habituales para el tratamiento de dolencias deportivas, tanto en deportistas profesionales como aficionados y con el objetivo de ayudarles a recuperarse de sus lesiones en el menor tiempo posible. Para atender a estos pacientes, HLA Jerez Puerta del Sur cuenta con una Unidad de Medicina del Deporte ‘HLA Sport’.  

Este servicio especializado pone a disposición del deportista, tanto profesional como aficionado, las técnicas más actuales y los avances más innovadores que, unidos a la experiencia del centro, permiten dar una respuesta eficaz y garantizar una atención personalizada para la mejora de su condición física y la recuperación de lesiones. 

Concierto Manuel Tenorio

“El hospital HLA La Vega presenta a Manu Tenorio en Murcia con su último concierto ‘Con el Alma Encendida’ el viernes 19 de octubre a las 21 horas en el Teatro Romea, en homenaje a todos los pacientes y en especial a aquellos que han luchado contra el cáncer de mama. Consigue tu invitación doble inscribiéndote aquí”

Concierto Manuel Tenorio